Dos “ciclos” en siete días: Un récord extraño y muy difícil

Hace pocas semanas hablamos acerca del “Ciclo” o “Escalera”, al referirnos la vez que el zuliano Carlos González bateo un sencillo, un doblete, un triple y un cuadrangular en el mismo juego, y no pudimos evitar decir lo difícil que es tener esa actuación. Hoy presentamos el récord, extraño por demás, de dos veces que un jugador lo hizo en menos días de diferencia… Una semana o siete días separan esta marca que la han logrado dos peloteros.
Eliexser Pirela

Si batear una vez el “ciclo” o la “escalera” (conectar un hit, un doblete, triple y un jonrón en el mismo compromiso) es muy difícil, hacerlo dos veces es más complicado, pero realizarlo en un lapso de apenas siete días aumenta a la “N” el grado de dificultad  para quebrar ese registro… de hecho, ya esa marca fue igualada, pero no la superaron.

Antes de desarrollar el tema de hoy debemos aclarar que han ocurrido, sin contar las de 2019, 306 veces que un pelotero logró conectar los cuatro batazos que componen el abanico de posibilidades que se poseen a la hora de salir triunfantes en su lucha contra un lanzador rival… Varios han conectado más de uno, pero hoy trataremos de esos logros de “escaleras” o “ciclos” (ambos términos son válidos) en menos tiempo.

El primero en hacer esa peculiaridad, en líneas generales, fue Lon Knight, el 30 de julio de 1883, defendiendo a los Atléticos de Filadelfia. No hay mucho que podamos desarrollar de ese momento, porque las reglas eran algo diferentes a las de hoy en día, como por ejemplo, que una pelota que caiga dentro del terreno y rebote hacia las gradas, o fuera del campo de juego, en esos momentos se le decretaba cuadrangular, pero no podemos saber el tipo de características de cada uno de esos batazos que conectó, hace 136 años, el señor Knight.

Pero lo más asombroso de todo es que apenas 33 días después, el 12 de septiembre de ese año, John Reilly, de los Reds Stockingns de Cincinnati, precursores de los Rojos de esa ciudad de Ohio, lo emuló, pero no conforme con eso, siete días después repitió su hazaña, el 19 de septiembre.

Analizándolo en frío, algún “analista” o “crítico” de ese momento, más crítico o criticón que analista, pudo haber pensado, entonces, que eso era muy fácil… Aplicando sentido común era así… Pero es que en más de 140 años de vida de la MLB, con más de 19.600 peloteros que oficialmente han jugado en las mayores, que sólo haya ocurrido en esas 306 veces y por 290 peloteros, entonces tenemos que decir que ese logro de Reilly resultó muy cercano al primero de los conseguidos, pero eso no significó que fuera “fácil”.

Nadie ha podido conectar para repetir un “Ciclo” en menos tiempo, pero curiosamente Tip O’Neill, de los Browns de San Luis, el 30 de abril de 1887, cuatro años después, lo hizo y repitió la hazaña el 7 de mayo, para igualar a Reilly; lo que podría haberle dado más de qué hablar a esos “críticos” del momento.

Es allí en donde comienza a tomar fuerza la explicación que presentamos, de lo peculiar que resultaban las reglas en aquellos tiempos; sin intenciones de desmeritar lo realizado por estos jugadores.

Pero como nadie ha podido igualar a Reilly y a  O’Neill, desde hace más de 130 años, difícilmente ese registro de los 7 días conectando para la “Escalera” pueda ser quebrado, aun cuando si ha habido jugadores que se han acercado.

Cerca pero…

Es que siete días es muy poco tiempo para poder pensar en repetir algo que per se es difícil realizar.

Vamos a presentar dos perspectivas de las veces que en menos tiempos, pero en más de 7 días, se han presentado estas situaciones: La primera es la de los jugadores que han bateado dos veces el “ciclo” en tiempos relativamente cortos y las oportunidades en las que dos jugadores han logrado la hazaña en menos tiempo (reiteramos, pero en más de 7 días).

En la presente década Aaron Hill, retirado hace un par de campañas, bateó dos “ciclos” en 11 días de diferencia, con los Cascabeles de Arizona, logrando el primero el 18 de junio de 2012 y el segundo el día 29. Quedó corto por cuatro días en comparación a los dueños de la marca analizada en el tema de hoy. Pero sin dudas estuvo muy cerca.

En la campaña de 2018 un pelotero que terminó con el premio al Jugador Más Valioso (MVP por sus siglas en inglés), Christian Yelich también se acercó al mencionado récord, cuando el jardinero de los Cerveceros de Milwaukee logró su primera “escalera” el 29 de agosto de ese año 18. Luego logró anotar su nombre, nuevamente, en esa prestigiosa lista el 17 de septiembre de ese mismo año, para hacerlo con 19  días de diferencia.

Pero lo hecho por Hill y Yelich ocurrió más de 125 después de aquellos registros del siglo XIX.

Uno que lo hizo más cerca de la fecha, 48 años después de O´Neill, fue Babe Herman, quien bateó para el “ciclo” el 18 de mayo de 1931 y lo repitió el 24 de julio de ese año, con una separación de 66 días.

Ha habido más jugadores con dos “ciclos” en un año, pero con más de tres meses de diferencia.

Parejas

Ahora hablaremos de compañeros de equipo que lograron armar, en el box score, una anotación de esas cuatro conexiones de la ofensiva del béisbol. Los más cercanos fueron los jugadores de los Vigilantes de Texas, el dominicano Adrián Beltré (lo hizo el 3 de agosto de 2015) y el coreano Shin-Soo Choo, quien lo había hecho el 21 de julio, es decir 13 días antes que el antesalista de los texanos.

De los Piratas de Pittsburgh hay dos parejas, pero la de menor lapso fueron Kiki Cuyler, el 4 de junio de 1925 y Max Carey, quien lo consiguió el 20 de junio, 16 días después de su compañero. De la otra dupla también hablaremos porque lo hicieron en un período de 20 días: Bob Elliott bateó el “Ciclo” el 15 de julio de 1945 y su compañero con la nave bucanera,  Bill Salkeld, lo logró el 4 de agosto de esa campaña.

Otro par con 20 días de diferencia fueron el gran Nap Lajoie, de los Atléticos de Filadelfia, quien igualó a su compañero Harry Davis, también con 20 días de separación: Davis lo hizo el 10 de julio de 1901 y Lajoie lo igualó el día 30 de ese mes.

Pero el binomio más famoso en hacerlo fue el conformado por las dos leyendas de los Yanquis de Nueva York, el entonces novato Joe DiMaggio, quien lo hizo el 9 de julio de 1937 y el fenomenal Lou Gehrig, el 1° de agosto, con apenas 23 días de diferencia entre ambos.

Otra pareja efectiva, con respecto al tema de hoy, la formaron los jugadores de los Cachorros de Chicago Billy Williams (lo consiguió el 17 de julio de 1966) y Randy Hundley (quien lo logró el 11 de agosto), con 25 días de separación.

Otras parejas lo hicieron con más días que los ya comentados: De los Mellizos de Minnesota  Jason Kubel (17 de abril de 2009) y Michael Cuddyer (22 de mayo) con 36 días; de los Gigantes de Nueva York  Roger Connor (21 de julio de 1890) y Mike Tierman (28 de agosto) con 38 días de separación,  Buck Freeman, de los Medias Rojas (el 21 de junio de 1903), junto a su compañero Patsy Dougherty (29 de julio y 39 días de diferencia) y, más recientemente, Dante Bichette (el 10 de junio de 1998) y su compañero con los Rocosos de Colorado, el dominicano Neifi Pérez (25 de julio, con 45 días de separación).

Esperamos que le haya agradado el tema, tanto como a nosotros haberlo analizado y escrito.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete