El legado de Luis Aparicio Montiel

En Venezuela muchos conocedores de la materia aseguran que el zuliano Luis Aparicio Montiel es y ha sido el mejor deportista de la historia del país. Ser el único nativo en ser miembro del Salón de la Fama de las Grandes Ligas es su mejor carta de presentación y lo que ratifica tal mención.
Eliexser Pirela

Hay innumerables argumentos para confirmar esa premisa; pero en la actualidad han surgido nombres de otros atletas criollos que podrían luchar por ese puesto. Siendo el tiempo el mejor aliado (o enemigo, depende de la perspectiva en la que se vea). Que podrían tener para concretar ese acometido, porque  por ejemplo, indudablemente Miguel Cabrera solo tendría que esperar cinco años para acompañarlo allá en Cooperstown; que sumado a su Triple corona de bateo (campeón bate, jonronero y remolcador), sus títulos de bateo, los dos MVP, y sus registros personales en las mayores, le catapultaría, en su momento, a ocupar ese privilegiado lugar.

Otro que también presenta una performance  digna para escribir su nombre con letras de oro en nuestra historia deportiva; y serio aspirante a ese puesto de honor es José Altuve. Pero este pelotero tendría que mantenerse sano y repetir (no será fácil) los registros de las campañas 2014, 2015, 2016 y 2017 para mantener esas pretensiones. Porque son cifras que lo llevarían, igualmente, al templo de los inmortales del béisbol.

Hay otros

Amleto Monacelli en el Bowling (miembro del salón de la fama de ese deporte), los boxeadores Betulio González (primer tricampeón mundial de los pesos moscas en la historia) y el trágicamente desaparecido Edwin «Inca» Valero (bicampeón mundial y único con esa estirpe en terminar su carrera de manera invicta y, sobre todo, por el hecho de haber logrado todos sus triunfos por la vía del nocaut), también cuentan con lo suyo para tener esas  aspiraciones.

Hay muchos más, pero estos son los que realmente tendrían las simpatías de los expertos para hacerlos merecedores de ser el mejor deportista venezolano de todos los tiempos. Pero indudablemente que Aparicio, hasta la actualidad, por lo que representa su figura, hoy en día es el número 1.

Su legado

Para Álvaro Díaz Arrieta, conocido en suelo colombiano como el «Narrador del Caribe»; «la personalidad de Luis Aparicio, su caballerosidad y todo lo que hizo dentro y fuera de un diamante de béisbol lo posicionan como el mejor deportista  venezolano de la historia. Lo que también repercute en que está entre los mejores atletas latinoamericanos».  Destacó, desde Montería, el galardonado comunicador, quién en 2018 logró el Premio Nacional de Periodismo, otorgado por Acord Colombia (la Asociación colombiana de redactores deportivos).

Es que si analizamos, más que por  sus  números en el béisbol, que resultaron muy buenos por cierto, el legado de don Luis Aparicio Montiel también se ha basado en lo que hizo con su «uniforme de ciudadano».  La mayor parte del tiempo ha atendido a sus seguidores, especialmente a los niños, dándole buenos ejemplos.

Existen algunas personas que podrían decir lo contrario; pero esos son los que pertenecen a una lista muy corta, y resultan  aquellos padres que han pretendido abusar de la figura de Aparicio. Y han procurado una extensa «sesión fotográfica y de autógrafos», que como decimos en criollo, «no aguanta ni el más pinta’o».

Para Iraldo Aparicio, un pariente del «11», quién vive en Cabimas, nuestro salón de la fama ha sido un ejemplo para muchos; no solo los  venezolanos, sino también habitantes de Estados Unidos y hasta de cualquier rincón de Latinoamérica. «La figura de Luis Aparicio Montiel, cómo lo fue y sigue siendo la de su padre, ha sido la de la excelencia porque siempre han sido baluartes en un terreno de juego; pero también cómo padres, cómo hijos, hermanos y ciudadanos. Un digno orgullo para los venezolanos y los amantes del béisbol en pleno», indicó el señor Aparicio.

Un aficionado del béisbol y conocedor del tema es el maracaibero David «El Negro» Espina; quién contó algunas anécdotas sobre Luis Ernesto. «Luis siempre fue un estudioso de lo que ocurría en el terreno. Una vez lo ví jugar con las Águilas y ante un batazo que se le fue entre las piernas al tercera base Bill Melton, Aparicio la tomó en el hueco y sacó al corredor por un paso. Y en otra oportunidad, cuando estaba dirigiendo al Zulia; un lanzador importado de los Leones del Caracas, cuando estaba en la lomita comenzó a hacer sus movimientos. De repente sale Luis corriendo al montículo y cuando llegó, el tipo se desplomaba y él lo atajó. Se había percatado, desde la cueva, que el lanzador estaba mal. Eso solo lo hace una persona que tenga la capacidad de análisis, tan amplia, cómo la tenía Luis», destacó Espina.

Sin dudas que todo lo analizado tiene sus aristas; pero  el tiempo será el único que podría cambiar esta privilegiada lista de los mejores deportistas venezolanos de todos los tiempos. Pero hasta hoy ese grupo lo sigue encabezando Luis Ernesto Aparicio Montiel; gloria del béisbol y de la historia venezolana, quien dejó un legado extraordinario, difícil de igualar o superar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete