Hace 24 años Manny Pacquiao perdió su primera pelea profesional

Un boxeador que apenas logró 15 victorias en su carrera fue el primero en vencer al Pac-Man. Conozca esta parte de la historia. Eso ocurrió el 9 de febrero de 1996, ante su coterráneo Rústico Torrecampo.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Pocos se podrían imaginar que el eventual mejor boxeador de la historia, libra por libra, hubiera perdido su primera pelea ante un rival que en toda su carrera terminó con marca de 15 triunfos, ocho derrotas y seis empates… pues sí, hace 24 años  el filipino Rústico Torrecampo venció por nocaut en el tercer asalta al también filipino Emmanuel Dapidran Pacquiao, mejor conocido como Manny Pacquiao.

Si usted no está de acuerdo en que Pac-Man ha sido el mejor boxeador de la historia, siga leyendo este trabajo periodístico, posiblemente los argumentos que presentemos sean suficientes, si no le parece, entonces no se preocupe mucho, porque como este concepto dependerá de la perspectiva como se vea el asunto, entonces también es válido a quien usted considere el mejor.

Volviendo al tema de hoy, la primera derrota de Pacquiao, eso ocurrió en  Mandaluyong, una ciudad que se encuentra en lo que llaman la Gran Manila, la isla de Luzón, en Filipinas; el 9 de febrero de 1996, lo que quiere decir que el pasado sábado se conmemoraron 24 años de esa histórica pelea, que en ese entonces, eran dos rivales de poca trayectoria (era el doceavo pleito de Pacquiao y el 21 de Rústico, quien tenía un registro de 11 ganancias, cuatro derrotas y cinco igualadas).

Desenlace

Resulta que ese combate terminó en el tercer round, cuando Torrecampo logró atinar en la mandíbula de Pacquiao, con un recto de izquierda (ambos en ese momento estaban utilizando la guardia zurda) en apenas 18 segundos del tercer acto, para que el árbitro le diera el conteo al Manny, quien no se pudo librar del daño ocasionado por ese golpe.

Llama la atención que de las 15 victorias de Torrecampo, solo ocho fueron por la vía del sueño, incluyendo esta del 9 de febrero de 1996. Rústico no logró destacar mucho en la disciplina, salvo esos “cinco minutos de fama”, que le valieron, varios años después, ese triunfo sobre el Pac-Man.

Es importante destacar que antes del combate, Pacquiao había sido sancionado por presentarse con sobre peso, y pocos minutos antes también había sido amonestado por utilizar guantes igualmente más pesados que lo permitido.

El mejor

Ya para finalizar, trataremos en lo posible de presentar los argumentos que consideramos para definir a Pacquiao como el mejor boxeador de la historia. Recordemos que no hablaremos del que perdió menos, del más alto, del más carismático o del más “simpático”… Para muchos, y compartimos esa idea, el boxeador de mayor proyección y valor en todos los tiempos, fue Muhammad Alí, por su carisma (millones lo amaban y millones lo odiaban, pero no había medias tintas, porque era imposible que pasara desapercibido); pero el único que ganó 9 títulos mundiales (leyó bien, nueve), en siete pesos distintos  ha sido Pacquiao, quien más temprano que tarde va a ser el presidente de Filipinas.

En algunas declaraciones que ha realizado el famoso promotor Bob Arum, “Pacquiao es el mejor boxeador que jamás he visto, incluido Alí”. Son palabras mayores.

Pacquiao, quien nació en Kibawe, Filipinas, el 17 de diciembre de 1978,  comenzó esa cadena de campeonatos con el peso mosca del Consejo Mundial de Boxeo, luego siguió con supergallo de la Federación Internacional de Boxeo, peso pluma para The Ring, peso superpluma y ligero del WBC, peso superligero para The Ring y peso wélter (en dos oportunidades), superwélter de la WBO y súper wélter de la AMB. Con este palmarés ha sido el único boxeador con nueve coronas en sus vitrinas. Actualmente, a sus 41 años, es el súper campeón wélter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

En nuestras mentes es muy complicado poder entender que un campeón mosca, al cabo de pocos años derrote a un campeón superwelter… Vamos a tratar de ilustrarlo con este ejemplo, respetando el nombre de cada uno de los campeones que vamos a mencionar: Es como si Betulio González, tricampeón mundial de los peso moscas (50 kilos), al cabo de siete años de su primera corona, haya derrotado a Marvin Hagler… O que el mexicano Miguel Canto, también campeón (de los mejores en la historia de los moscas), venciera a por ejemplo, su compatriota “El Canelo” Álvarez. Otro ejemplo, imaginémonos al colombiano Prudencio Cardona, flamante campeón mosca en 1982, vencer a Sugar Ray Leonard en el peso superwelter. Es inverosímil poder pensar eso… Bueno, por eso consideramos a Pacquiao el mejor de todos los tiempos, a pesar de sus siete derrotas, incluyendo tres nocauts fulminantes.

Comparte este polémico pero interesante artículo con tus contactos, si quieres debatir sobre el tema.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *