Hay que luchar por la pelota colombiana

Ante la muy mala presentación del Team Rentería en la campaña 2018-2019 la temporada venidera en Colombia se encuentra en “3 y 2”. No regresan los Leones de Montería, los Indios ni los Tigres. No sacar la temporada 2019-2020 perjudica el avance y crecimiento del béisbol en Colombia.
Eliexser Pirela

Fuertes nubarrones se observan en la pelota colombiana, pues contradictoriamente, en el momento en el que en las Grandes Ligas existe la mayor representación de peloteros de ese país, existe un alto porcentaje de posibilidades de que la temporada de la LCBP 2019-2020 no se realice.

Ante la muy mala presentación del Team Rentería en la pasada campaña 2018-2019 en suelo colombiano,  utilizando un término muy beisbolero,  la temporada venidera  se encuentra  en “3 y 2”.  Desde ese maravilloso país se rueda la información de que no regresan a la palestra  los Leones de Montería (bicampeones de la LVBP en las últimas tres campañas),  los Indios ni los Tigres.  Si se concreta la paralización del béisbol profesional colombiano sería un duro atentado contra el avance de la pelota neogranadina, que en estos momentos vive momentos estelares en las mayores, el circuito peloteril más importante y fuerte del planeta, con la presencia de 11 jugadores colombianos defendiendo conjuntos de la MLB: Julio Teherán (Bravos de Atlanta), José Quintana (Cachorros de Chicago), Giovanny Urshela (Yanquis de Nueva York), Jorge Alfaro, Harold Ramírez y Tayron Guerrero (Marlins de Miami), el veneco Adrián Sánchez (Nacionales de Washington), Dónovan Solano (Gigantes de San Francisco), Meibrys Viloria (Reales de Kansas City), Luis Escobar (ya bajado por los Piratas de Pittsburgh, pero en cualquier momento regresa arriba) y Oscar Mercado (Indios de Cleveland).

Pero la buena noticia es que hay un grupo de personas que está luchando por poder sacar a flote la zafra venidera en Colombia.

Escuchando las transmisiones de Caribe Sport Radio, allá en Montería, en el Magazine Deportivo que dirigen y presentan Álvaro Díaz Arrieta “El Narrador del Caribe”, don Álvaro Berrocal, Guillermo González y Hébert Sierra-Castro (director general), notamos la presencia de personas serias tratando de brindarle al país la satisfacción de poder disfrutar del juego de pelotas. “Existen personas que desean apoyar el proyecto de una liga que presente equipos serios y contendores para la temporada 2019-2020. Pero se necesita un inversión muy fuerte para poder concretar la idea”, destacó Díaz Arrieta en una edición reciente del mencionado programa.

Hablaba de la necesidad de que cada equipo pueda contar con un respaldo financiero de unos mil millones de pesos (1.000.000.000,oo), que equivalen a unos poco más de 350 mil dólares. “Es importante que los empresarios colombianos, o los gobernantes (alcaldes o gobernadores) puedan notar la importancia del juego de béisbol en la Costa colombiana, y en el país en general, para que inviertan en nuestro béisbol, porque lo que se necesita es que se vea como una inversión, no como un gasto”, aseguró “El Narrador del Caribe”, postura que fue respaldada por el staff de periodistas (todos miembros de la Asociación Colombiana de Redactores Deportivos, Acord), que lo acompañan todos los días, en horas del mediodía, en tan prestigioso espacio informativo.

En ese sentido es bueno destacar que se necesita de personas serias y responsables para manejar la pelota profesional colombiana, no como lo venía haciendo el grupo anterior (Team Rentería), que le quedó debiendo dinero hasta a los vendedores de palomitas, de cada estadio, o como decimos en algunos países latinoamericanos, le quedaron debiendo “a cada santo una vela”.

Fácil no será poder rescatar una liga profesional deportiva… Pero desde esta plataforma queremos dar un humilde aporte para poder fortalecer la actividad beisbolera de Colombia: La seriedad de una liga la deben dar sus miembros. Los dueños de los equipos deben ser  empresarios que inviertan en cada equipo y que los vean como lo que son, un negocio rentable que al invertirle “plata”, los resultados serán equipos competitivos, que enamoran con sus actuaciones a los futuros patrocinadores, que enamoran a la afición que cada encuentro como local estarían dispuestos a respaldar a su novena y llevar a la familia al parque de pelotas, medios de comunicación que proyecten los juegos programados, informando objetivamente el acontecer y desarrollo de la temporada y que esto, sin dudas, dejará como resultado que surjan rivalidades férreas, como (sin intenciones de comparar, porque sería una irresponsabilidad y un irrespeto al deporte mismo) como la de Yanquis –  Boston, o Gigantes y Dodgers en las Grandes Ligas; o para universalizar más la cosa, una como la del Real Madrid contra el Barcelona (fútbol español).

Para hacerlo mucho más compresible en el suelo colombiano, para que una liga de béisbol profesional pueda fortalecerse se deben crear (no se hace de la noche a la mañana, pero ya se debe comenzar) rivalidades como las de América de Cali y Millonarios, Junior y Unión Magdalena,  Atlético Bucaramanga y Real Santander, Independiente Medellín y Atlético Nacional, entre otros.

Es muy importante poder lograr eso, porque si cada año surgen nuevas novenas, el aficionado nunca se va a poder arraigar a ningún equipo y esto los alejaría de los estadios, porque ante tantos desamores (permítan el término), los equipos se quedarán sin seguidores.

En próximas entregas vamos a desarrollar un poco este tema, que resulta de mucho interés para los amantes del deporte en Colombia, especialmente al maravilloso juego de pelotas.

Grandes ligas

Enciclopedia de los Colombianos

La Enciclopedia de los colombianos grandeligas es un producto editorial realizado con mucho profesionalismo y dedicación para dar a conocer algunos detalles relevantes de cada uno de los jugadores de las mayores que nacieron en este maravilloso país.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *