Jesús Ortega casi nace en una cancha

Este zuliano destacó en el béisbol y el fútbol, antes de elegir al golf como su carrera profesional. Su familia es lo más importante para él.
Eliexser Pirela

Sin la muestra de la más mínima de las frustraciones, el golfista zuliano Jesús Ángel Ortega nos explicó que el deporte siempre estuvo ligado a su vida, con un tridente de actividades en las que destacó, pero que al final se vio motivado a elegir al golf como su profesión.

“Yo practiqué fútbol y béisbol casi a nivel profesional, pero mis padres no me dejaron firmar en ninguna de esas dos disciplinas. Yo prefería ser beisbolista profesional, pero desde que mi padre me metió en este mundo y me enseñó lo bonito de este juego, no consigo palabras para agradecérselo”, dijo Ortega a Sportaccion.

Las palabras de Ortega, saturadas de mucho orgullo, plasman lo que significó el impulso que le dio su progenitor, de igual nombre, a su carrera. Pero es que este Pro del Maracaibo Country Club ha contado con más de un maestro, que por separado tallaron su amor por el golf. “Mi espejo fue mi padre,  pero indudablemente también tengo muchas influencias de mis tíos maternos.

No puedo dejar de mencionar a don Alirio Yánez, quien me marcó mucho como golfista y hasta como persona, porque me enseño un axioma que me ha servido de mucho. Me dijo que ‘hasta de lo malo se aprende algo bueno’, por eso es que jamás me retiro de ningún torneo. Yánez fue uno de los grandes precursores del golf en el Zulia y hasta llegó a ser campeón nacional y fue uno de mis mentores”. Mi primer profesor fue Javier Sánchez, luego llegó Francis Betancourt, quien trabajó conmigo desde el año 2004.

Genes de golfista

Y es que el béisbol y el fútbol no la tenían muy fácil para captar la exclusividad de Ortega, porque resulta que el golf está en su vida desde su propio nacimiento. “Mi madre casi me pare en el campo de golf O’leary. El golf siempre fue parte de mi familia,  fue por eso que yo empecé de lleno en su práctica desde los 9 años y mi primer torneo lo gané a los 11”.

El señor Jesús Ángel Ortega   llegó a tener un handicap de 5, talento este que heredó su hijo, tanto que ha logrado anotar en sus tarjetas de juegos todas las puntuaciones posibles, menos el albatros.

“En la primera Copa Telcel hice un ‘hoyo en uno’. Eso fue en el año 2000. El tiro no fue suficiente para coronarme porque llegué segundo en la categoría Campeonato. Fue un día inolvidable. Recuerdo que fue en el hoyo 17 y pegué con un hierro siete”, nos narró muy emocionado. Ortega también tiene  recuerdos especiales de su primer torneo internacional, como lo fue un  Invitacional en Medellín, porque fue la primera vez que traspasó las fronteras venezolanas para jugar golf.

Para explicarnos las razones de su pasión por esta disciplina, nos contó que “El golf me gusta porque le agarré el sentido desde muy chamo. Este deporte es muy apasionante, tanto que yo digo que es como un vicio. Es tanto así que leí por allí que es  la primera causa de divorcio  en una ciudad de California”, relató, dejando ver el esfuerzo que realizaba para recordar el nombre de esa localidad estadounidense. Desde los 14 años he pertenecido a diferentes comités de golf de varios clubes.

“Soy muy cabalístico en el golf. Por ejemplo, antes de salir a jugar nunca le doy la mano derecha a nadie. Pero antes de golpear mi primer tiro, rezo y le dedico el juego a mis hijos, por eso me doy cinco golpes en el corazón”, aseguró.

Sus favoritos

Antes de reiterarnos su pasión por este deporte y nutriéndonos como investigadores, señaló que el golf ha sido la única disciplina deportiva que se jugó en la Luna.

Igualmente dejó ver su cuadro de honor, en su vitrina emocional, de los golfistas que más le han llamado la atención. “Admiro mucho a Fred Coupeles, Tiger Woods y a Jhonatan Vegas, porque cada quien, desde su sitio, le ha dado un sentido al golf. No puedo dejar de mencionar a Luis Soto Granadillo, porque es el golfista más disciplinado y más constante que he visto en mi vida” (palabras mayores).

Ficha

Esposa: Lourdes de Ortega

Hijos: Juan Ernesto, Juan Alberto, los morochos Cristal Virginia y Jesús Ángel y Adriana Virginia.

Ha jugado en:   Casi todas las canchas de Venezuela, República Dominicana, Colombia y Aruba. Desde el año 2008 trabaja en el Maracaibo Country Club. Comenzó como Superintendente de campo y llegó a ser  el Gerente de golf.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *