La Tortuga Astudillo apenas se ha ponchado 90 veces en 10 años

No existe otro jugador en las mayores que tenga ese dominio en el contacto de la pelota con el bate. Es que en las mayores se poncha en 2,6 por cientos de las veces que se para a batear. Esa cifra es irracional, pero muy real, porque allí están los registros oficiales.
Eliexser Pirela

Recientemente hablamos de la capacidad que mostró el gran Joe DiMaggio para no poncharse. De hecho en su brillante carrera en las mayores abanicó 369 veces en comparación a sus 361 jonrones. Hoy presentamos a un venezolano, Williams Astudillo, quien sin intenciones de compararlo al Yankee Clipper (no sería justo comparar a nadie con el ex de Marilyn Monroe). Es un verdadero halcón a la hora de tomar un turno al bate; porque en 10 años que lleva trajinando en el beisbol de los Estados Unidos. Entre las menores y las Grandes Ligas, apenas se ha ponchado en 90 oportunidades.

Astudillo, utility de los Mellizos de Minnesota, quien es reconocido por sus compañeros y la afición de Minnesota como “La Tortuga” (se lo dicen en español). Lleva 10 años jugando béisbol en la “Tierra del Tío Sam”; compartiendo las últimas dos temporadas entre las granjas de los “gemelos” y el equipo grande. Y siempre, desde que llegó a ese país, ha firmado su trabajo ofensivo con el mismo sello: Muy pocos ponches. Es decir, es un jugador que ve muy bien la bola y a sus rivales les cuesta sacarlo de circulación por la vía de los strikes.

En cifras

En las mayores Astudillo se ha ponchado en apenas ocho (8) veces en dos temporadas incompletas con los Mellizos de Minnesota. Con quienes ha jugado en 63 encuentros, tomado 209 turnos legales, con 64 hits, 26 anotadas, 10 dobletes, un triple y seis cuadrangulares; y presenta promedio al bate de .306 en ese periodo.

Su promedio de ponches por turnos oficiales es de uno cada 26,12 por cada vez que completa un turno oficial. Pero si consideramos que acumula 86 bases por bolas, cuatro golpeados y cinco sacrificios. Quiere decir que en 304 veces que se ha parado a batear, su efectividad aumenta a un abanicado cada 38 oportunidades al bate.

En su trayectoria en las menores, “La Tortuga” muestra un mejor accionar a la hora de promediar ponches por veces al bate y por turnos oficiales.  En 2.303 turnos oficiales en las menores (con las organizaciones de los Filis de Filadelfia, Cascabeles de Arizona, Bravos de Atlanta  y los Mellizos) solo ha abanicado en 82 oportunidades;  para promediar un guillotinado por cada 28 turnos, mientras que en veces al bate (le sumamos sus 16 sacrificios y 31 elevados, más los 86 boletos para totalizar 2.436 veces al bate) se ha ponchado una vez cada  29,707 veces que se para en el home.

Astudillo acumula 714 hits, de los cuales 130 han sido dobletes 8 triples y  32 cuadrangulares, en 647 encuentros. Ha anotado  249 veces y suma 302 empujadas, con promedio de .310 de average en 10 años que lleva acumulados en las granjas.

En 2019 acumula un solitario ponche en 38 turnos  oficiales en 9 juegos. Ha sacado tres jonrones y tiene promedio de .526 porque ha disparado 20 indiscutibles.

Bateador único

No existe otro jugador en las mayores que tenga ese dominio en el contacto de la pelota con el bate.  Es que en las mayores se poncha en 2,6 por cientos de las veces que se para a batear. Esa cifra es irracional, pero muy real, porque allí están los registros oficiales.

Mientras que en las menores apenas se poncha en el 3,3 por cientos de las oportunidades en las que toma un turno en la caja de bateo.

Pero es que su talento no solo se queda en Estados Unidos. En Venezuela lleva cinco campañas defendiendo a los Caribes de Anzoátegui y en 187 juegos ha tomado 705 turnos (643 oficiales). Y se ha ponchado en apenas 15 veces, para promediar un 2,12 por ciento; es decir, sale retirado por la vía de los strikes una vez cada 47 veces que va al cajón de los bateadores (o por cada 42,9 turnos oficiales). En la temporada 2018-2019 tomó 232 turnos legales y abanicó en apenas cuatro (4), su cifra más alta en Venezuela.       

Recomendado para ti