Los 70 años del gran Betulio González

El primer tricampeón mundial de Venezuela y de los pesos moscas a nivel histórico, el zuliano Betulio González, cumplió este pasado 24 de octubre 70 años “tirando golpes” en la vida. Su legado es digno de ser considerado para ser evaluado y hasta llevado al Salón de la Fama del boxeo mundial.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El 24 de octubre de 1949 nació en un populoso pueblo a las afueras de Maracaibo, en La Concepción, el más grande boxeador venezolano de todos los tiempos, el gran Betulio González, quien sumó tres coronas de los pesos moscas a su vitrina, para orgullo del Zulia, Venezuela y toda Latinoamérica. De sus tres coronas universales, dos fueron del Consejo Mundial de Boxeo y la otra de la Asociación Mundial de Boxeo. Esta semana pasada celebramos los 70 años de esta gloria deportiva del país y de todo el continente,

Es que después de haber combatido en 93 pleitos, de los que ganó 76 (52 por nocaut),  12 derrotas (nunca fue noqueado y solo una vez fue derribado, pero más por un empujón que por la contundencia de algún golpe,  y cuatro no decisiones. Betulio peleó hasta los 39 años, aspecto que pocos boxeadores en el mundo han podido hacer.

Todos recordamos las épicas batallas contra el japonés Shoji Oguma, o contra los mexicanos Miguel Canto y Guty Espada… o qué decir de su pelea con el gran campeón chileno Martín Vargas, a quien derrotó en Maracay, en noviembre de 1978.

Hoy, a escasos días de haber cantado el “Hapiverdey”, Betulio sigue luchando por su vida, con varias operaciones que le han hecho para atender su corazón y otras dolencias más, pero sigue brillando como lo que fue y es… un gran ciudadano, un padre ejemplar, una leyenda deportiva y un legado del deporte para el mundo.

Sinopsis de su carrera

Betulio Segundo González debutó en el boxeo profesional el 24 de abril de 1968, en un pleito ante Elio Monzant, a quien fulminó en el tercer acto, en velada organizada en el estadio Alejandro Borges, en Maracaibo.

Las primeras 10 peleas de Betulio fueron triunfos, seis por puntos y cuatro por la vía rápida,  incluyendo su debut en Caracas, el 25 de noviembre de ese mismo año, con una decisión, en 10 asaltos, frente a Evencio Bruguillos.  Realizó su pelea número 11 ante el argentino Juan José Brizuela, en controversial choque que fue anunciado como descalificación, pero en la revancha, poco después, y en su terruño, Maracaibo, Betulio salió ganador.

Tras esa ganancia le vino su primera oportunidad titular, pero a nivel regional. Venció a Héctor Criollo por nocaut, en siete episodios, para sumar su primera corona nacional en el país. Eso ocurrió el 10 de octubre de 1969 en Caracas.

Cinco meses y cuatro peleas después, el 6 de marzo de 1970, conoció la hiel de la derrota, al caer frente a su compatriota Félix Márquez, por nocaut técnico en seis asaltos. Allí perdió su corona nacional de los pesos moscas, pero en la revancha, en el Nuevo Circo de Caracas, recuperó su diadema venciendo  por decisión a Márquez.  Por cierto, Márquez realizó otras seis confrontaciones en su corta carrera, ganó dos y perdió cuatro, antes de retirarse.

Su primera oportunidad titular mundial ocurrió el 1° de abril de 1971, cuando le tocó salir del país por primera vez. En Tokio, Japón, perdió ante el nipón Masao Ohba, en 15 candentes episodios que le dieron el triunfo al campeón por decisión unánime.

Luego siguió su carrera y sumó otras tres ganancias, para nuevamente optar por la corona universal de los moscas, que poseía el filipino Erbito Salavarría. La pelea se montó en Maracaibo, en el estadio Alejandro Borges (muchos portales de información boxística detallan que fue en el estadio Luis Aparicio, pero es un error). Allí, tras 15 contundentes asaltos, los jueces decidieron, apuntalados por la comisión de boxeo que reguló el pleito, descalificar al boxeador asiático por encontrar alguna sustancia extraña en un recipiente de agua, otorgándole el triunfo a Betulio y su primera corono universal de los moscas. Ese episodio es conocido en la historia como la pelea de la “Botellita”.

 Tres pleitos después, el 3 de junio de 1972,  Betulio  venció al también filipinos Sócrates Batoto, resultado que lo ratificó como el campeón universal, paro ante el tailandés Venice Borkhorsor, en el Kittikachorn Stadium, de Bangkok, el zuliano perdió su título por nocaut técnico.

Tras reponerse y sumar cuatros victorias, Betulio recibió una nueva oportunidad para pelear por un título y el 4 de agosto de 1973 se convirtió, nuevamente en campeón mundial del peso mosca, cuando logró el título vacante de la AMB,  al vencer en 15 candentes asaltos al mexicano Miguel Canto, por decisión, en Maracaibo. Esa fue la primera de una trilogía entre ambos luchadores, pero en las otras dos el ganador fue el mexicano.

El 19 de mayo de 1974 peleó por primera vez ante el japonés Shoji Oguma, en Tokyo, y lo derrotó por puntos, pero dos peleas más tardes cayó ante el nipón, también por la vía de las tarjetas.

En Monterrey, el 24 de mayo de 1975, González buscó ganarle la corona a Miguel Canto, pero salió derrotado por los puntos, tras 15 espectaculares asaltos en los que ambos se fajaron de campana a campana.

Tras varias confrontaciones más, Betulio González, el cumpleañero de la semana pasada, se unió a un selecto grupo de tricampeones (aclaramos, un tricampeón es el que ha ganado tres veces la corona en el mismo peso, pero un triple campeón es el que ha sumado títulos en tres categorías diferentes). Esa histórica pelea fue montada el 12 de agosto de 1978, frente al también mexicano Gustavo “Guty” Espadas, en Caracas, en otra ganancia por las tarjetas, nuevamente después de “molerse a golpes” durante 15 rounds.

Luego do otros importantes combates, incluyendo otros dos ante Oguma y el mencionado pleito ante el chileno Vargas, Betulio perdió su título ante el panameño Luis Ibarra, el 17 de noviembre de 1979, en la Maestranza Cesar Girón, de Maracay, por decisión unánime.

Sus últimas peleas

Betulio logró hilvanar una cadena de siete victorias, que incluían par de triunfos por “la vía del sueño” sobre el futuro campeón del mundo, el surafricano Peter Mathebula, su racha se cortó cuando enfrentó al mexicano Juanito Herrera, por un nuevo título universal, el 19 de diciembre de 1981, González fue vencido, por nocaout en siete asaltos (insistimos, sin haber sido tumbado).

El argentino Santos Laciar se había titulado tras derrotar a Herrera y le brindó una nueva oportunidad al zuliano, el 14 de septiembre de 1982, pero el peleador gaucho salió victoriosos en una decisión dividida, lo que dejaba a Betulio sin el privilegio de una cuarta corona de los moscas.

González hizo un anuncia de su retiro el 7 de julio de 1984, después de caer derrotado ante el colombiano Alberto Castro, pero cuatro años después regresó, en busca de un hito que representaba esa cuarta diadema, pero perdió el 28 de noviembre de 1988 frente al colombiano Rodolfo Blanco, quien fue el único que lo logró tumbar, una caída muy rápida que pudo haber sido más por un entrevero que por el mismo golpe… pleito que terminó por nocaut técnico en ocho rounds. Eventualmente Blanco se convirtió en campeón mundial. Betulio es sin dudas, uno de los mejores boxeadores latinoamericanos de todos los tiempos, por lo que, desde Sportaccion, esta humilde ventana a la globalización deportiva, le rendimos este honor y, con la fuerza que nos pueda otorgar el sistema digital y la propia internet,  solicitamos que su nombre sea considerado para ingresarlo al Salón de la Fama del Boxeo mundial.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *