Marcos Borregales: Los esteroides los utilizan desde Tokio 64

Medio siglo después, el flagelo de las sustancias prohibidas sigue causando daño a la imagen del deporte. Disciplinas como el atletismo, béisbol, ciclismo, las pesas y el fútbol, entre otros; son las que han presentado los casos más famosos. Lo que para algunos deportistas es el camino más corto para triunfar se ha convertido en la vitrina de la deshonra y el despido adelantado de sus carreras.
Eliexser Pirela

Medio siglo después, el flagelo de las sustancias prohibidas sigue causando daño a la imagen del deporte. Disciplinas como el  atletismo, béisbol, ciclismo, las pesas y el fútbol, entre otros; son las que han presentado los casos más famosos. Lo que para algunos deportistas es el camino más corto para triunfar se ha convertido en la vitrina de la deshonra y el despido adelantado de sus carreras.

El cabimense Marcos Borregales

Una de las Glorias del Deporte venezolano, quien representó al país en innumerables competencias internacionales; es el cabimense Marcos Borregales. Campeón nacional de la especialidad del lanzamiento de martillo, durante la década de los setenta y un poco más.

Conversamos con esta Gloria del deporte venezolano, miembro del Salón de la Fama del Atletismo venezolano. A propósito de los próximos Juegos Deportivos Panamericanos, que en Lima, Perú, se desarrollarán a finales de julio.

Borregales, un gigante que llevó el implemento a 58,96 metros; con la antigua técnica de lanzamiento (podría representar unos 70 metros con ese adelanto técnico). Le dijo a Sport Acción que supo de los esteroides o sustancias para mejorar el rendimiento, cuando se celebraron los Juegos Olímpicos Tokio 64.

“Lo que yo llamo ‘la ciencia médica  mala’ comenzó a recomendarle a los atletas; primeramente en Europa, de algunas sustancias que ayudaban a mejorar las marcas. Pero la otra medicina; la que llamo como ‘buena’ supo desde un principio que esas sustancias eran nocivas para la salud de los usuarios; por las negativas consecuencias que tendrían en el organismo de cada usuario.

El uso de esteroide en los deportistas

Y fue entonces que a partir de esa fecha que se les comenzó a recomendar a los deportistas a usar esas sustancias; y a los  laboratorios, especialmente a los más grandes y poderosos del mundo para que fabricaran ese tipo de sustancias.

David  Lamb, profesor  emérito de la Ohio State University, en Columbus, Estados Unidos; afirma que “Los esteroides anabólicos androgénicos; esto es, hormonas esteroides o análogos sintéticos de hormonas esteroides que promueven el crecimiento de los tejidos y la masculinización; han sido utilizados en los deportes para incrementar la masa muscular y mejorar el rendimiento durante casi 50 años.

Las propiedades anabólicas y androgénicas de cada compuesto esteroide son determinadas por su estructura química y/o metabolitos; y esta actividad puede variar considerablemente. Muchos de los productos que se venden como esteroides en el mercado negro contienen una cantidad irresponsable de esteroides anabólicos o uno distinto al mencionado en la etiqueta. En otras palabras, los deportistas no saben a menudo que es lo que están utilizando”.

Borregales fue suspendido varias veces

Irónicamente es bueno considerar que, pese a que Borregales fue suspendido varias veces; situación que le impidió asistir a alguno de los Juegos Panamericanos que se efectuaron mientras era un deportista activo. Afirmó que ninguno de esos castigos fue producto de las sustancias prohibidas.

Tuve muchos problemas de rebeldía porque no podía aceptar que las autoridades deportivas de la época; y  sobre todo a los gobernantes del momento a que maltrataran la dignidad de los atletas. Pero jamás utilicé sustancias indebidas, a pesar de tener conocimiento amplio sobre el beneficio, entre comillas (sic) de eso. Por ejemplo, en los Juegos de Maracay 71; varios deportistas hicimos una huelga para sacar de la Asociación de Atletismo del estado Zulia a Eduardo Alfonzo. Simplemente porque no estábamos de acuerdo con su forma de manejar la asociación. Hoy en día estoy convencido de que ha sido uno de los mejores dirigentes de la historia en el Zulia. Desde ese momento me gané la etiqueta de ‘rebelde’.

Después armamos otro escándalo, en 1973, por promesas incumplidas por la dirigencia a los deportistas. Con todo pude participar en los Juegos Nacionales de Lara 73 y allí gané la medalla de oro en lanzamiento de martillo. Yo competía en bala, jabalina y hasta en los 400 metros, pero mi fuerte era el martillo.

Allí en Lara 73 me volvieron a suspender, porque competí con un short jamaiquino y cuando llegó el momento de la premiación. En vez de subir al podio con el uniforme de la delegación zuliana; lo hice con una franela de la UCLA (Universidad de California). Me preguntaron por qué lo hice y yo dije que estaba cansado de que a los atletas no nos atendieran.

Ese año había sido campeón en los Juegos Bolivarianos de Panamá; en los Juegos Ponceños (en Puerto Rico) y terminé la gesta en esos juegos nacionales.

Tras el incidente en Lara me suspendieron hasta 1975. En mi reaparición fue cuando establecí la marca nacional de 58,96. Eso ocurrió en el torneo Wilfredo Massieu, en México, evento en el que logré la medalla de plata. Después, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Ponce. En el momento cuando tenía las mejores condiciones físicas y técnicas de mi vida; perdí la prueba porque competí con unos zapatos rotos, que cuando hacía los giros me lastimaba los dedos de los pies. Con todo y eso pude ganar un bronce y por eso planificamos otra protesta; nuevamente por la desatención a los atletas, la cual hicimos efectiva en los Nacionales de Atletismo Cumaná 75.

Como estábamos afectando la imagen del estado Sucre, desde allá nos mandaron a agredir. Tanto así que a mí y a Julio Alexander nos tuvieron que sacar de Cumaná; a las seis de la mañana, en un helicóptero, porque nos iban, tal vez, hasta a linchar. Fue tan serio ese episodio que hasta compañeros nuestros entraron al lugar para agredirnos.

La penalización que nos dieron por esa actuación debe ser un record mundial difícil de superar; porque nos suspendieron a 64 deportistas, incluyendo al actual presidente de la Federación Venezolana de Atletismo, Wilfredis León; quien con el tiempo se convirtió en uno de los mejores dirigentes deportivos del país.

Cuento todo eso para recalcar que yo recibí muchas suspensiones durante mi carrera deportiva; que impidieron que asistiera a algún Panamericano y hasta Juegos Olímpicos. Pero con la frente en alto aseguro que jamás utilicé sustancias prohibidas.  Le recomiendo a los nuevos deportistas que estudien y que entrenen; que entrenen mucho porque eso es lo que les va a dar buenos resultados. Quien se puya está hasta poniendo en peligro su vida y, aparte de lo negativo que es. Ahora es muy fácil que detecten ese problema y pueden recibir hasta suspensiones vitalicias. No vale la pena”, razonó Borregales.

En conclusión

Y es que el flagelo de los esteroides no es exclusivo del atletismo, disciplina en la que han ocurrido casos muy famosos. Como el del canadiense (nacido en Jamaica) Ben Jhonson; quien ganó los 100 metros planos en los Juegos Olímpicos de Seúl 88. Y que pocas horas después fue descalificado porque se comprobó que se inyectó la sustancia estanozolol, un esteroide anabolizante.

En la actualidad el caso más sonado es el de Tyson Gay; quien el pasado 14 de julio reconoció que había dado positivo por una sustancia prohibida que no quiso revelar. La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA),  se lo había informado dos días antes de que Gay hiciera el anuncio.

Pero el saco que más incrédulos y consternados tiene en todo el mundo es el del ciclista Lance Edward Armstrong; un estadounidense que logró hilvanar siete triunfos consecutivos en el Tour de Francia; competencia en bicicletas más famosa de la historia. Al texano le quitaron sus siete títulos y lo execraron de toda actividad que tenga que ver con eventos ciclísticos.

Mientras que   el béisbol, las pesas, el fútbol y otras disciplinas más, también se han visto salpicadas por las sustancias prohibidas. Borregales reitera el mensaje a las nuevas generaciones deportivas. El último problema en el que me metí fue en Barquisimeto 81; por las mismas razones de siempre ‘que yo no permitía los abusos contras lo atletas y nuevamente me suspendieron. Pero nunca por utilizar sustancias estimulantes.

“El entrenamiento y la disciplina son los mejores inspiradores para triunfar en el deporte”.

Marcos Borregales

A propósito de los XVIII Panamericanos de Lima, desde Sport Acción le deseamos lo mejor a cada deportista que participará allí. Y que, por fin (será muy difícil y utópico), no se presenten casos de suspensiones por dar positivo en ningún atleta.

Recomendado para ti