Orlando Cabrera debutó en las mayores hace 22 años

Desde su retiro y hasta la actualidad, el mayor de los hermanos Cabrera presenta los segundo mejores números, entre los colombianos grandeligas, en toda la historia. Ganó dos guantes de oro, uno en la Liga Americana y otro en la Liga Nacional. Fue parte importante de los Medias Rojas de Boston que ganaron la Serie Mundial de 2004.
Eliexser Pirela

El quinto colombiano que debutó en las Grandes Luis fue el cartagenero Orlando Cabrera, quien lo hizo el tres de septiembre de 1997 (mañana se cumplen 22 años), con los Expos de Montreal, hoy en día los Nacionales de Washington.

En sus 15 temporadas en las mayores, Orlando, hermano mayor del sexto colombiano en la Gran Carpa, Jolbert Cabrera, logró acumular cifras que lo ubican como el segundo mejor beisbolista en la historia de su país, entre los que llegaron al mejor circuito de béisbol del planeta.

Según la Enciclopedia de los colombianos grandeligas, producto editorial digital disponible en la editorial Amazon, Orlando “entró a jugar esa noche del miércoles 3 de septiembre debido a la expulsión del campocorto titular de Montreal, Mark Grudzielanek, quien le reclamó al árbitro principal, Bob Davidson, tras ser ponchado en el tercer inning ante los envíos de Carlos Pérez. El mánager de los canadienses, Felipe Rojas Alou, le dio la oportunidad a Cabrera de entrar al juego en la defensa de las paradas cortas en el cuarto episodio, en el Estadio Olímpico, ante 11.509 aficionados. En ese cuarto acto realizó su primera intervención, al retirar a Wil Cordero en la inicial para el tercer out del episodio. Fue un juego interligas ante los Medias Rojas de Boston y resultó un encuentro muy cerrado, debido al duelo de picheo que se presentó”, reseña la mencionada fuente.

Allí leemos, además, que “Expos se llevó el triunfo aunque apenas conectó un hit, que fue un jonrón de Mike Lansing, conectado inmediatamente después de que Grudsielanek fuera expulsado. La pizarra quedó 1-0 y Boston apenas pudo disparar dos indiscutibles. Por los ganadores lanzó completo Carlos Pérez y por la visita trabajaron Aaron Sele (siete innings) y Tom “Flash” Gordon, el resto del choque”.

La actuación al bate del cartagenero fue así: “Cabrera falló por la vía 1-3 en su primer turno, en el quinto acto, ante los envíos de Sele, quien atrapó un rolling a sus predios y retiró al novato colombiano en la inicial. Al campo Cabrera cometió un error en el séptimo inning, al permitir que John Valentín se embazara ante batazo que dominó, pero realizó un mal tiro a la primera base. Luego retiró a Mo Vaughn en la inicial. En el octavo tramo, ante los envíos del relevista Gordon, Cabrera se ponchó para terminar de 2-0 al bate”.
El encuentro lo ganó Pérez (12-10) y la derrota fue para Sele (12-12).

Resto de su carrera
Cabrera también jugó para los Medias Rojas de Boston (con ellos ganó la Serie Mundial de 2004), Angelinos de Los Ángeles de Anaheim (hoy de Los Ángeles), Medias Blancas de Chicago, Atléticos de Oakland, Mellizos de Minnesota, Rojos de Cincinnati, Indios de Cleveland y Gigantes de San Francisco.
El último encuentro en el que participó Orlando Cabrera se efectuó el 23 de septiembre del año 2011, en el Chase Field, casa de los Cascabeles de Arizona, que fueron visitados por los Giggantes de San Francisco.

Ese compromiso ocurrió ante la presencia de 42.606 aficionados. Cabrera se despidió como el torpedero del conjunto del mánager Bruce Bochy. Al bate su actuación fue como a continuación detallamos: En su primer turno, ante los envíos de Joe Saunders y con Brandon Belt en la inicial, Cabrera falló en jugada de selección, al ser retirado Belt en la intermedia, en el segundo inning. Luego el quinto acto lo inició con un cuadrangular, para a la postre ser la única rayita de los californianos. En el séptimo episodio, ante el mismo Saunders, Cabrera disparó un sencillo hacia los predios del jardín izquierdo y ante el relevista J. J. Putz falló, en el noveno inning, con elevado al jardín central.

En su juego de despedida Cabrera se fue de 4-2, con jonrón, anotada y remolcada. El choque terminó 3-1 a favor de Arizona, con triunfo para el relevista David Hernández (5-3), la derrota fue para Matt Cain (12-11) y el juego salvado lo sumó Putz (su número 44 de la campaña).

Orlando, tras su despedida dejó en su vitrina los siguientes premios y reconocimientos: Participó en cinco (5) Juegos de Estrellas, ganó dos Guantes de Oro (campocorto de la Liga Nacional, 2001 y en la Liga Americana en 2007) y fue parte del equipo campeón de los Medias Rojas de Boston en la Serie Mundial de 2004, cuando tras 86 años de la famosa “Maldición de Babe Ruth”.

Según Baseball Reference, los números que utilizó en su carrera fueron el 2, 6, 18, 20, 36, 43 y 44.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete