“Rocky” Valdez y su gran rivalidad contra Carlos Monzón

Este fin de semana se conmemora otro año del fallecimiento del gran boxeador colombiano Rodrigo Valdez Hernández, mejor conocido como “Rocky”. Este cartagenero fue doble campeón mundial.

Presentaremos en esta oportunidad la vida y obra deportiva de un gran boxeador colombiano, nacido en Cartagena, Departamento Bolívar, el 22 de diciembre de 1946 y falleciera el 14 de marzo de 2017, fecha que arribaremos este fin de semana.

Algunos portales especializados en la materia boxística, como BoxRec aseguran que la fecha del fallecimiento del “Rocky” Valdez fue el día 15; aunque todos coinciden que su muerte fue producto de un infarto fulminante.

Muchos amantes del deporte de las narices chatas aún recuerdan los dos célebres combates de Valdez ante el argentino Carlos Monzón, ocurridas a mediados de la década de los setenta (70) en las que ambos contendores se dieron con todo durante los 15 asaltos de ambos pleitos, pero que en ese par de combates el gaucho se llevó la victoria por decisión.

Sus inicios

Valdez fue entrenado por el grande y famoso Gil Clancy, quien le acompañó en la esquina en los momentos más memorables de la carrera del “Rocky” colombiano.

Rodrigo debutó el 25 de octubre de 1963, en el estadio 11 de noviembre, de la hermosa Cartagena, ante su compatriota Orlando Pineda, por la vía de los puntos, en un pleito organizado a cuatro (4) asaltos.

Tras ocho triunfos consecutivos, Valdez viajó a Barranquilla y el 2 de coyubre de 1965 se midió a  Juan “Rudy” Escobar, en el  Coliseo Humberto Perea, de la capital de Atlántico… allí el “Rocky” sufrió su primera derrota, ésta por la vía del sueño.

 Paso firme

Tras aquel descalabro Valdez siguió su accionar en los cuadriláteros de la costa colombiana sumando 12 triunfos y dos tablas, antes de viajar a Bogotá, en donde también derrotó a su rival, Humberto Trottman, por los puntos, el 6 de agosto de 1968. Ya sus allegados comenzaron a buscar peleas de corte internacional para ir, más adelante, por un título mundial.

Luego del triunfo en suelo bogotano le tocó viajar a Quito, Ecuador, para medirse a Daniel Guanin, quien lo derrota en una decisión muy polémica, para propinarle su segundo descalabro. Este resultado no amilanó al orgullo de Cartagena y de allí se marchó a los estados Unidos y logró ganar varias peleas en las Vegas, Nueva York y Los Ángeles, aunque perdió en dos combates.

Enfermó de Hepatitis A

El 9 de agosto de 1971, en el Madison Square Garden, de New York, Valdez derrotó a Bobby Cassidy por nocaut técnico en el sexto round, cuando el médico dictaminó que Cassidy no podría continuar por una cortada que le propinó el colombiano. Nadie sabía y mucho menos Valdez, que su rival tenía Hepatitis A, enfermedad que contrajo el cartagenero, lo que le obligó a estar en cuarentena; pero Valdez no dejó de entrenar y cuando regresó, tres meses después, sumó otros dos lauros a su hoja de vida.

Después de su retorno Rocky logró una seguidilla importante de triunfos que lo llevaron a enfrentarse a Bennie Briscoe, el primero de septiembre de 1973, pelea que al ganador le iba a dar el cinturón de los pesos medianos de la Federación Norteamericana de Boxeo, pleito organizado en Numea, Nueva Caledonia. La victoria fue para el cartagenero por los puntos, lo que le valió ir ante el argentino Carlos Monzón, flamante campeón mundial de los medianos. Pero el campeón no aceptó el reto y el Consejo Mundial de Boxeo le arrebató la corona al argentino.

Segundo colombiano campeón

Ya Colombia había aprendido a ganar con la corona de Antonio Cervantes “Kid Pambelé”, pocos meses antes; pero Valdez ratificó el buen momento que pasaba el boxeo colombiano y, nuevamente ante Briscoe, en un pleito mandatorio del CMB, organizado en el principado de Mónaco, el 25 de mayo de 1974 Valdez y Briscoe se reencontraron en Montecarlo, con un nuevo triunfo para el cartagenero, que al derrotar por nocaut en el séptimo acto a su rival, le dio al país su segunda diadema universal del boxeo.

Luego Valdez defendió su corona de manera exitosa ante cada rival que enfrentó. Ante los puños de “Rocky” perdieron uno a uno Rudy Valdez, Ramón Méndez, Gratien Tonna y Max Cohen; pero ya el argentino Carlos Monzón quería medirse al colombiano para buscar la corona que había perdido.

Saga ante Monzón

La pelea ante el excampeón mundial fue orquestada para efectuarse el 26 de junio de 1976 en la propia Montecarlo, pero una desgracia familiar le fue informada al campeón mundial de los pesos medianos pocos días antes del pleito… un hermano de Valdez había sido asesinado en un pleito en un bar colombiano, lo cual afectó al Rocky. Sin poder posponer el compromiso, ambos gladiadores se fajaron por 15 rounds (en esa época los pleitos titulares duraban 15 asaltos), pero el golpeado (anímicamente hablando) boxeador colombiano no pudo contra Monzón, a quien le cedió la corona mundial de los pesos medianos.

Tras dos peleas en Colombia que resultaron victorias para Rodrigo Valdez, la Asociación Mundial de boxeo y el Consejo Mundial decidieron organizar la revancha entre ambos boxeadores, Montecarlo fue la sede, otra vez, del importante evento que paralizaba al mundo deportivo del momento. Nuevamente el parque Louis II era el escenario para ver pelear al cartagenero, eta vez el 30 de julio de 1977.

Allí ocurrió lo inesperado, Carlos Monzón fue derribado por primera vez en su carrera, cuando en el segundo acto Valdez lo envió a la lona para el conteo de protección. Según algunos datos históricos, en el octavo asalto aún las tarjetas eran favorables para Valdez, pero el argentino Monzón sacó su clase, se repuso y logró darle la vuelta al compromiso y derrotó, nuevamente en 15 rounds, al fuerte gladiador cartagenero.

Recuperación de la corona

Tras el choque Monzón anunció su retiro, por lo que el título quedaba vacante. El primer aspirante al cinturón nuevamente era el cartagenero Valdez. Nuevamente su rival fue Briscoe, quien por tercera vez cayó ante el colombiano, pero en esta ocasión fue por los puntos. El pleito se realizó el 5 de noviembre en Campione d´Italia. Valdez había recuperado su corona de los medianos.

 Lamentablemente en la primera defensa del título, el 22 de abril de 1978, Valdez lo perdió ante el también argentino Hugo Corro, en San Remo, Italia.

El gaucho le dio otra oportunidad a Valdez, esta vez en el Luna Park, de Buenos Aires, y nuevamente la victoria fue para Corro, también en 15 asaltos. Luego Valdez hizo dos peleas más en 1980, ambas ganadas, pero decidió retirase en ese mismo año.

Tras su registro de 63 victorias (43 de ellas por nocaut), 8 derrotas y dos empates, el cartagenero Rodrigo Valdez recibió el honor de la revista The Ring de ubicarlo en el puesto 29 entre los 100 mejores boxeadores pegadores de la historia.

Valdez falleció poco antes de cumplir los 71 años, el 14 de marzo de 2017, en Rocha, su natal Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete