“Se roban las señas” (II)

En la entrega pasada comenzamos a desarrollar el tema de los robos de las señas, acusación en la que se encuentra el equipo de los Astros de Houston. El lanzador japonés Yu Darvish reconoce que su mala actuación en la Serie Mundial de 2017, en la que cayó ante los texanos, cuando defendía a los Dodgers de Los Ángeles, no se debió al robo de ninguna seña, sino que simplemente, vivió un mal momento en ese clásico otoñal. ¿Qué dicen los números y las estadísticas?
Eliexser Pirela

En la publicación pasada comenzamos a desarrollar el tema de las acusaciones en la que se encuentran los Astros de Houston de haber robado las señas de sus rivales para beneficio, en busca de sus victorias. Hoy proseguiremos con este interesante, pero a la vez muy polémico tema.

Como las acusaciones indican que esta organización que hace vida en la División Oeste de la Liga Americana, allá en las Grandes Ligas, comenzó esta práctica en el año 2017, año en el que lograron su primera y hasta ahora única Serie Mundial ganada, presentaremos algunas declaraciones de posibles víctimas de este fenómeno.

Por ejemplo, el abridor japonés Yu Darvish, en aquel entonces abridor de los Dodgers de Los Ángeles,  salió a la luz pública para afirmar que no culpaba al robo de señas por su mala actuación en la Serie Mundial de 2017, cuando los Astros lo vencieron en el tercer choque entre los siderales y los estibadores.

“La evidencia recabada sobre los partidos de Serie Mundial indican que en el fatídico Juego 3 de aquel Clásico de Otoño, donde Darvish abrió y sólo lanzó 1.2 entradas permitiendo 4 carreras, los Astros estuvieron implementando ese sistema ilegal de robo de señales”, publicó el portal The Athletic, que agregó declaraciones del lanzador nipón, en su canal Youtube: “Siento que si me absuelvo de toda culpa y digo que fue todo por los Astros que yo tuve una mala Serie Mundial, no podría crecer como persona. Creo que en la vida, los grandes fracasos son muy importantes. He tenido algunos y la Serie Mundial es uno de ellos y creo que será un punto de referencia en el resto de mi vida, en verdad he aprendido de ello. Si me preguntan si creo que me batearon por que hicieron trampa, yo diría que no. Los Astros tienen tremendos jugadores que no lo necesitan”.

Un trabajo de David Adler en MLB.com afirma que Darvish dijo “Si me preguntas si me batearon en el Juego 7 porque robaron señas, no lo creo. Los Astros tienen grandes jugadores que no tienen necesidad de hacer eso. Así que creo que hayan robado señas o no, los resultados no hubiesen cambiado”.

Por cierto, a quien si acusó Darvish de sospechar de estar pasando señas fue al bateador de los Cerveceros de Milwaukee, Christian Yelich, quien realizó una serie de gestos con los ojos, en varias oportunidades cuando el nipón lo enfrentó, defendiendo a los Cachorros de Chicago.

Qué dicen los números

Para poder aclarar un poco el tema, vamos a considerar lo único que en verdad podría demostrar que esa práctica es dañina, beneficiosa, ventajosa o simplemente una lotería… porque lo que está en juego es la reputación, credibilidad y hasta la honradez de una organización, unos técnicos y varios jugadores que son y han sido ejemplos, incluyendo al venezolano José Altuve, que según las acusaciones, ha sido el más atacado por  todos.

Comenzaremos analizando la actuación de los Astros en 2017. Houston ganó un total de 101 compromisos, de los cuales 48 fueron en su casa, el Minuted Maid Park, y 53 fueron en la carretera (en Houston terminaron con 48-33 y de visita lograron un 53-28 que fue el mejor de las mayores). Allí, con un simple análisis vemos que no resultaron muy favorables esos “robos”, o que ellos no hicieron lo que se les indica.

Es que ese año Astros “solo” anotó 395 carreras en los 81 juegos en casa, para un promedio de 4,87 por juego; mientras que en la casa de sus rivales, donde no estaba “esa cámara” que se robaba las señas, anotaron 501 veces para promediar 6,18 anotaciones por encuentro. . Permítanme el termino: La pizarra marca Acusaciones 0, Houston 1.

No vamos a considerar la actuación del año anterior (2016), campaña en la que supuestamente aún no empleaban esta práctica, pero si diremos que dejaron record de 84-78 y que la relación de su actuación en casa (43-38) y como visitantes (41-40) fue muy típica de un equipo que no había explotado todo el talento de sus jugadores. Además debemos analizar que no contaban con Justin Verlander, Garret Cole o Michael Brantley.

Pero en 2018, un año después de su título y de su “supuesta” práctica de robarse las señas, Houston terminó con registro de 46-35 en el Minuted Maid Park y 57-24 en la carretera. Su promedio de carreras como home club fue de 4,60 por juego  y como visitantes terminaron con 5,23 anotaciones por choque. En los tres primeros puntos notamos que esos “robos de señas” no beneficiaron para nada al equipo. Acusaciones 0, Houston 3.

Este año 2019 les fue mucho más beneficioso jugar en casa (lo que es el deber ser en todos los deportes, aunque muchos “especialistas” por allí, como la pasada y muy atípica Serie Mundial ningún home club ganó, ya hasta han asegurado que jugar en la sede de cada equipo no es bueno… que ignorancia), porque tras culminar con marca de 107-55 (60-21 en casa y 47-34 en la vía), fueron el mejor de todos los 30 equipos de las mayores tanto en triunfos totales como las ganancias en casa. Pero, como ya lo indicamos, esta campaña Houston contó todo el año con Verlander, Cole y Brantley, además de su muy poderosa y temible base ofensiva que encabeza Altuve.

Pero si consideramos la comentada muy especial Serie Mundial de este año 2019, en la que perdieron los cuatro juegos que realizaron en casa y ganaron los tres en la carretera (0-4 en Houston y 3-0 en Washington), además de los méritos de los jugadores de los Nacionales, debemos afirmar que en nada los benefició eso de los “robos de las señas”. Acusaciones 0, Houston 4.

Caso Altuve

Uno que también estaría en la “mira” serpia el fenomenal camarero José Altuve, quien desde hace seis campañas ha demostrado que es un fuera de serie. Vamos a ver qué dicen los números de este venezolano al respecto.

En la temporada 2017, la supuesta en la que se comenzó a emplear esa “cámara desde el center field para robar las señas”, Altuve bateó de 296-92 en Houston, para promedio de .311, con 47 anotadas 9 jonrones,  35 impulsadas un promedio de embasado (OBP) de .369, y con un OPS (promedio de embasado más slugging) de .834. En la carretera se fue de 294-112, para un excelente .381 de average (70 puntos mejor), con 65 anotadas (18 más), 15 cuadrangulares (seis por encima que los logrados en Houston), 46 producidas (11 más que en casa), un OBP de .449 y el OPS terminó con un extraordinario 1.081; cifras muy superiores a las logradas como home club. Acusaciones 0, Houston 5.

En 2018 se fue en casa de 265-75 (promedio de .283), 7 jonrones, 40 anotadas, 25 remolques, OPS de .776 y OBP de .369. En la vía terminó de 269-94 (promedio de .349), con 6 cuadrangulares (uno menos), 44 anotadas (cuatro más), 36 remolcadas (11 más), OPS de .898 y OBP de .403 todos esos registros, menos los cuadrangulares, fueron superiores como visitante, aunque jugó cuatro compromisos menos.

En esta campaña 2019 Altuve mejoró su promedio en casa, o mejor dicho, desmejoró en la carretera, porque en la casa de los Astros bateó de 232-71, para un promedio de .306, con 45 anotadas, 18 jonrones, 37 impulsadas, un OBP de .372 y un OPS de .979; mientras que fuera de casa terminó con promedio de .291 (de 268-78), 13 jonrones (cinco menos), igualmente remolcó 37 carreras , el OBP fue de .336 y el OPOS de .836. Fueron mejores la cifras en casa, pero analizando todo, lo que ocurrió fue desmejoró en la carretera, pero eso no tiene nada que ver con el robo de las señas de sus rivales. Vamos a darle, mas por dudas que por convencimiento, el punto en contra a los Astros: Acusaciones 1, Houston 5.

En la próxima entrega culminaremos este capítulo de los robos de señas, digitalmente hablando, de las que están acusando a los Astros de Houston, tema que se ha robado gran parte del espacio de la mayoría de los portales y medios  deportivos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete