Stockton es el “invisible” de la NBA

El personaje de quien hablaremos hoy es el líder vitalicio de dos departamentos en la mejor liga de baloncesto del mundo y pocos lo mencionan cuando se refieren a los mejores jugadores de la historia.
Eliexser Pirela

Hoy hablaremos de uno de los jugadores de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA por sus siglas en inglés)  que injustamente pasa desapercibido, a pesar de ostentar dos de los registros vitalicios más difíciles de igualar… nos referimos al John Stockton, quien es dueños de los lideratos de asistencias y robos en ese circuito, y a pesar de, muy pocos lo consideran en la élite de la historia del baloncesto mundial.

Es que se dice fácil, pero en todos los años que lleva funcionando la NBA, desde 1946 cuando funcionaba como la  Asociación Americana de Baloncesto (BAA), ninguno de los basqueteros que han brillado (y hasta los que no) en los tabloncillos de esa liga, han podido acercársele a los registro vitalicios del ex piloto de los Utah Jazz.

Ambas marcas se antojan como difíciles de romper, simplemente porque las cifras del primer lugar (obviamente las dejadas por Stockton) y sus escoltas son literalmente abismales.

Asistencias

Cuanto Stockton saltó a una cancha de la NBA por primera vez, el récord vitalicio en el departamento de las asistencias lo  poseía el legendario Oscar Robertson con 9.887 logros. Poco tiempo después Mágic Johnson lo quebró con 10.141, antes de salir de acción obligado por padecer Sida.

Al transcurrir los años Stockton, quien hizo una dupla con Karl Malone, tan famosa  como Batman y Robin y tan letal como la hecha por los bandidos Bonnie y Clyde (perdonen la metáfora), logró retirarse con un total de 15.806 asistencias, que la matemática más simple nos indica que “casi duplica” el récord de Robertson y le sacó el 50% más a la cifra del Mágico Johnson.

Creemos que a estas alturas usted aún no está convencido de lo difícil que será superar esta cifra… Vamos a hacer un pequeño esfuerzo para tratar de orientarlo ante esta tarea: Vamos a compararlo con la estrella LeBron James (no nos gusta hacer este tipo de análisis, pero en el deporte es menester hacer comparaciones para poder llegar a una conclusión al respecto de cualquier tema).

Pocos dudan de que cuando James se retire terminará como el mejor anotador de puntos en la historia, porque se encuentra a pocos miles de igualar a la leyenda  Kareem Abdul Jabbar, y como arribó a la NBA muy joven (a los 18 años ya era una estrella), sus registros finales serán sorprendentes. Bien… para poder acercarse a la cifra de Stockton, en cuanto a las asistencias, tendría que duplicar lo hecho hasta los momentos, porque a pesar de ser un gran pasador, “apenas” (encomillado para ser muy irónico) suma 8.658 pases acertados. Está leyendo bien… LeBron apenas suma un poco más de la mitad de las asistencias con las que terminó Stockton.

En los robos

En este poco nombrado departamento defensivo, amén de ser muy poco valorado, Stockton terminó su carrera con 3.265 recuperaciones, para ser secundado por dos extraordinarios jugadores: Jason Kidd (2.682) y quien para muchos es el mejor basquetero de la historia, Michael Jordan (2.514). LeBron James apenas suma 1.935 y se encuentra en el puesto número 16 de los mejores robadores de todos los tiempos, es decir, a casi el 40% menos de los que logró nuestro personaje de hoy.

Por cierto, James es el mejor jugador activo en esa lista histórica, lo que indica que difícilmente otro basquetero se le pueda acercar a esa cifra de Stockton.

Contradictoriamente cada vez que observamos programas deportivos televisivos que tocan el tema de “los mejores”, cuando hacen referencia del baloncesto ninguno de los “expertos” (también es irónico) menciona ni por error al líder vitalicio, y por mucho, de los departamentos de asistencias y robos en la NBA. Por eso consideramos un “invisible” a John Stockton, porque a pesar de todo lo que hizo, pocos le dan el valor que representó al baloncesto mundial. Tal vez el hecho de que nunca ganó un anillo de campeón sea el muro que lo ha hecho invisible, cuando se toca el tema de los mejores jugadores de todos los tiempos. Lamentablemente, a pesar de toda esta explicación no vamos a hacer cambiarle la mentalidad a las personas, pero si nos hemos visto en la obligación de incluir estas marcas, porque simplemente nos parecen muy difíciles de superar.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *