Willie Keeler brilló como hiteador en las mayores

Hace 148 años nación en Brooklyn uno de los más grandes bateadores de la historia de las Grandes Ligas, quien sin dudas, dominó la parte primigenia del mejor circuito de béisbol del mundo. Bateó 200 o más imparables en ocho campañas seguidas y en 1897 terminó con .424 de promedio.

Se dice fácil conectar más de .400 puntos en una campaña, o en ocho años seguidos disparar 200 o más imparables… es más, para muchos 2.932 indiscutibles no es una cifra que nos robe la atención, pero si hablamos de alguien que hizo todo eso hace más de 120 años, entonces esos logros toman matices de espectacularidad.

Hoy hablaremos de William Henry Keeler, o Willie Keeler como aparece reseñado este extraordinario beisbolista que brilló entre 1892 y 1910 y quien nació el 3 de marzo de 1872, hace 148 años. Sin dudas fue un gran hiteador, aunque lo de grande es por sus hazañas, porque físicamente aparece registrado con una altura de un metro y 63 centímetros (1,63 metros).

Keeler debutó con los Gigantes de Nueva York en la temporada de 1892, año en el que apenas participó en 14 encuentros jugando como jardinero, tomó 53 turnos legales, disparó 17 imparables y finalizó su temporada de novato, con 20 años de edad, con un promedio de .321 de average. Al año siguiente los Gigantes lo cambiaron a un equipo que jugaba a varias cuadras de su anterior estadio, porque fue a defender a los Brooklyn Grooms y en 1894 paso a jugar con los Orioles de Baltimore.

Despegue brillante

Después de jugar en apenas dos años en las Grandes Ligas, pero con apenas 41 encuentros de experiencia, el jovencito Keeler comenzó a demostrar todo su talento y con los oropéndolas jugó en 129 encuentros, en los que se las arregló para disparar 219 hits y terminar con .371 de promedio. Ese fue su primero de ocho años seguidos bateando 200 o más imparables, porque 365 días después conectó 213 y finalizó con average de .377 puntos, en 1896 culminó con 210 indiscutibles y average de .386 y terminó de explotar al año siguiente, cuando conectó la segunda mejor marca de imparables para la época, con 232 hits y su promedio fue de .424; ambas cifras fueron en ese momento las segundas cifras más altas, después de los 237 imparables y  los .440 puntos logrados por  Hugh Duffy,  en 1894.

En 1898 Keeler igualmente superó las dos centenas de imparables y llegó a 216, que le valió otro título de bateo, esta vez con promedio de .385 puntos. En el 99 repitió con 216 inatrapables, en 1900 culminó el año con 204 hits y en 1901 “apenas” bateó 202 indiscutibles. Únicamente Ichiro Suzuki, con 10 temporadas seguidas con 200 o más imparables lo supera en este curioso registro.

Un jinete

Lo que más asombra de Willie Keeler era que medía, como ya lo indicamos,  1,63 metros (un centímetro más alto que José Altuve), por lo que tenía una envergadura más como de un jinete profesional, en vez de la fisionomía de un jugador de béisbol.

Con todo y esa “desventaja” ante los lanzadores rivales, Keeler pudo ser el primer jugador con ocho campañas seguidas con 200 o más indiscutibles. Es que por todo su talento, el promedio de hits de Willie Keeler por cada 162 encuentros (lo que estipula una temporada completa) era de 224 imparables, cifra realmente asombrosa.

Al final de su carrera tomó oficialmente 8.591 turnos y conectó 2.932 hits para terminar con un alto porcentaje de .341 puntos de promedio, uno de los más altos en la historia de las mayores.

Este artículo debió salir publicado el pasado martes 3 de marzo, pero ante el pésimo servicio de internet que nos afectó las últimas tres semanas, no pudimos ofrecerles nuestros acostumbrados reportajes en este, su blog deportivo preferido, Sportaccion… Comparta estas líneas si le agradó la información que le ofrecimos.

Nota de redacción: Este artículo debió salir el pasado martes 3 de marzo, pero por el muy ineficiente servicio de la operadora Inter (no vamos a cobrar por esta cuña), padecimos al no poder contar con Internet por más de dos semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete